Los Únicos

“Los únicos lo son sin querer serlo”

El otro día me preguntaron que qué ocurría cuando un vídeo o una creación mía no obtenía la difusión que esperaba, cuando no obtenía el éxito esperado. Mi respuesta fue que no tengo expectativa de éxito. Ni de resultado. Y que mi trabajo termina cuando el vídeo se ha publicado.

Una vez publicado, no pienso en ello, no hablo de ello. He terminado.

Mi misión como artista finaliza entonces. Y todo lo que resta desde ese momento, igual que al terminar un juego de magia o una actuación. Todo, lo que viene, ya no me pertenece a mi, sino al público.

Entre tú y yo. No sé si me creyeron cuando lo dije. Y es que vivimos en un mundo donde hacer las cosas para conseguir algo, es la regla general. Donde cuando alguien proclama la grandeza de lo que es crear Arte a cambio de nada, se convierte en raro. O bien creen que es una estrategia de marketing.

Nada de lo que hago está basado en obtener. En conseguir. Sino en crear. En dar. En darte a ti.

Porque sí, mi canal va de mi, pero en realidad, no te engañes, no va sobre mi. No va sobre mi. Va sobre ti. Y aunque mi misión termina una vez subo el vídeo, el resto lo debes hacer tú.

Pero la única manera de que ése mensaje pueda llegar a causar eso, es que no vaya con esa intención.

Y es que como diría Alan Moore, el mensaje que manda el arte debe ser puro. Sin lujuria, sin ambición, sin anhelo de éxito. Un salto al vació cargado de pureza. Pero no sólo sucede en el arte, también en una carrera, también en una relación.

Abandona la idea de éxito antes de empezar cualquier proyecto. Ríndete a él, porque en realidad no existe.

Que las cartas bailen en tus manos mientras ves mis videos. O que al terminar de escucharme suspires un “lo ha vuelto a hacer”. Tanto si sucede como si no no cambiará nada.

Porque yo por entonces ya estaré pensando en lo siguiente que voy a darte.

Porque nada de lo que le dijesen a Dalí iba a impedir que pintase la Persistencia de la Memoria. Porque no había anhelo de éxito en escribir el Quijote. Porque Gaudí no esperaba recompensa al idear una catedral que hoy en día y tras su muerte sigue en construcción. Porque el único anhelo que debe moverte es decir quién eres.

Y porque (y grábate esta frase para siempre)

“Los únicos, lo son sin querer serlo.”

Inspiración: Liberty Mario, Alan Moore, Greg O’Gallagher.