March 3, 2016 miquel

Sólo tú

SÓLO TÚ (Oda al recuerdo)

Sólo tú me conoces
sólo tú olvidas mis errores.
Solo tú permaneces
cuando no me reconoces.

Sólo tú invades recuerdos,
dibujando vaivenes.
Sólo el condicional sale ahora de tu boca.
Cuando ya no me tienes.
Cuando el “Y si”, ya no toca.

Solo tu escena de ahora
Es cena bajo la luna
Lugar de pasado
Complicidad que se esfuma.

Sólo tu. Solo conmigo
Sólo contigo.

Cuando horas eran segundos,
Tal para cual.
Noches buscándonos,
Noches siendo uno.

Ciego que apunta y atina
Sordo que escucha y afina.
Presta ahora atención.

Porque tus gritos ahora
Suenan a eco en olvido
Suenan a contradiccion en tu vida,
A silencio de amor no dolido
Sino a amor pasado (amor olvidado).

Solos tu y yo.
Solos por separado.

Porque el silencio es hoy mi palabra.

Y aunque vacía para muchos,
Para mi nunca lo fuiste.
Y aunque contradictoria para todos,
Para mi nunca lo fuiste.
Y aunque viva sólo hoy,
¿de verdad te fuiste?

¿O fui yo quien lo hizo?

“Porque dama de diamantes que yaces dormida en cama de vidrio,

Admira ahora tu obra. Escapa sin mapa del laberinto que te rodea.
Y cuando salgas y andes a caballo mil y una llanuras, no levantes jamás la cabeza
Porque será el asombro el que te invada, cuando te des cuenta de que en realidad,
sigues aún dentro de tu castillo.
Durmiendo.

Atrapada en un sueño roto.
Sueño inacabado construído de apariencia.
Sueño del que nunca despertaste.

Sola tu.
Y sin ti al mismo tiempo.”

Miquel Roman
Febrero 2016